Desde hace algunos años el legislador definió la necesidad de avanzar en una solución a los vacíos previsionales de los trabajadores independientes, particularmente, aquellos que emiten boletas de honorarios.

Un contrato de prestación de servicios a honorarios es una convención en virtud dela cual una parte se encuentra obligada a prestar determinados servicios, quien a su vez está obligado a pagar una suma dinero por dichos servicios. Las personas que prestan servicios a honorarios no quedan sujetos al  Código del Trabajo, de manera que no les asiste ninguno de los derechos que tal normativa establece. Lo anterior, salvo que se acredite en juicio –con base en el principio de la supremacía de la realidad– que existe vínculo de subordinación y dependencia, caso en el cual sí se aplicará la normativa laboral.

Previo la promulgación de la Ley de Honorarios, en febrero de 2019, ya se había establecido que partir de enero 2018, la obligación de cotizar no admitiría excepción y todos los trabajadores a honorarios deberían cotizar para pensiones y accidentes del trabajo. La Ley de Honorarios mantiene la obligación de cotizar para todos los regímenes de Seguridad Social a los trabajadores que emiten boletas de honorarios por 5 o más Ingresos Mínimos Mensuales en el año calendario ($1.602.600) y que tengan menos de 55 años en el caso de los hombres; o, menos de 50 años en el caso de las mujeres, al 1 de enero de 2018.

La obligación de cotizar para todos los regímenes será anual, verificándose en la Declaración Anual de Impuestos de abril de cada año, con cargo a las retenciones del año anterior.

La base imponible sobre la cual se calcularán las cotizaciones para los distintos regímenes de Seguridad Social, será el 80% de la Renta Bruta Anual. Para cumplir con la obligación de cotizar, la Ley aumenta gradualmente la retención del 10% que afecta a las Boletas de Honorarios, en un 0,75% por año a partir del 2020, y un 1% el noveno año, hasta llegar a 17% en 2028. Se ilustra con la siguiente tabla:

2020 2021 2022 2023 2024 2025 2026 2027 2028
10,75% 11.50% 12,25% 13% 13,75% 14,50 15,25 16% 17%

El pago anual de las cotizaciones en abril de cada año dará cobertura para todos los regímenes previsionales, entre julio del año del pago de las cotizaciones y junio del año siguiente (12 meses). Así, el pago de cotizaciones en la Declaración Anual de Impuestos del 2020, dará cobertura desde julio de 2020 hasta junio de 2021. Y en cada proceso anual de Renta se renovarán las coberturas.

La retención permite pagar el 100% de las cotizaciones previsionales, en el siguiente orden:

  1. Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS).
  2. Seguro de Accidentes Laborales y Enfermedades Profesionales (ATEP).
  3. Seguro de Acompañamiento de Niños y Niñas (Ley SANNA).
  4. Salud (Fonasa e Isapre).
  5. Pensiones (AFP). La cotización para pensiones está al final del orden de los pagos y se irá incrementando gradualmente de acuerdo al incremento de la retención.

De esta forma, un trabajador con boleta de honorarios puede acceder a las prestaciones médicas de Salud, Ley Sanna y ATEP, y a todos beneficios pecuniarios asociados a estas leyes, de acuerdo a la renta imponible por la que realizó sus cotizaciones.

Es muy importante destacar que  los trabajadores a honorarios, al cotizar, tendrán derecho a licencia médica, de corresponder su procedendia, incluyendo la de acompañamiento de Niños y Niñas. Para tramitar una licencia médica, la COMPIN o ISAPRE solo deben solicitar el comprobante de pago de cotizaciones que se descarga en el sitio web del SII, el que le servirá para todo el periodo de cobertura, vale decir, entre el 1° de julio del año de la operación renta respectiva y el 30 de junio del año siguiente.

Leave a Reply

Abrir chat